Pirulo Cósmico Blog

Galaxias, Estrellas, Planetas... Todo lo que tenga que ver con una de mis pasiones, la astronomía
  1. ¡El último programa de Radio Skylab llega directo desde los anillos de Saturno!

    Tenemos el placer de presentar un programa monográfico dedicado a esa apasionante misión que fue la sonda Cassini, presentado en esta ocasión por nada más y nada menos que Carolyn Porco. Hablaremos de la historia de Cassini y su sonda hermana Huygens, su periplo por el sistema de Saturno y sus principales descubrimientos durante veinte años de exploración. También responderemos a las preguntas de los oyentes en la sección de retroalimentación y terminaremos con nuestras recomendaciones.

    Los tripulantes de esta nave somos Daniel Marín (Eureka), Carlos Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Les invitamos a acompañarnos en nuestras aventuras por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.

    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    Club de lectura 

    Recordamos que la novela que destriparemos tras noviembre es Cita con Rama, de Arthur C. Clarke.

    ¡Muchas gracias por estar ahí, nos vemos en la próxima órbita!

    Posts relacionados
  2. El pasado domingo tuvieron la amabilidad de entrevistarme en el programa 'A noite é necesaria', de la emisora gallega Radio Voz. Esta es la sección sobre astronomía a la que esta emisora dedica una rato en su programación de los fines de semana.

    El programa está conducido por María Meizoso y la entrevista fue realizada por Martin Pawley. 

    Si por casualidad les apetece oír la entrevista, aquí la tienen.



  3. Desde las profundidades del espacio-tiempo llega el episodio 37 de Radio Skylab. 

    El primer tema del programa está dedicado al Portal del Espacio Profundo (Deep Space Gateway), una nueva estación espacial que proyecta la NASA, Roscosmos y otras agencias espaciales. En la segunda parte, hablamos de las aventuras y desventuras Le Gentil, el astrónomo con mala estrella. También tenemos una buena ración de preguntas en la sección de retroalimentación, y una nueva batería recomendaciones.

    Daniel Marín (Eureka), Carlos Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor les invitamos a acompañarnos en nuestras aventuras por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    Club de lectura 

    Recordamos que la novela que destriparemos tras noviembre es Cita con Rama, de Arthur C. Clarke.

    ¡Muchas gracias por estar ahí, nos vemos en la próxima órbita!

    Posts relacionados
  4. Recepción finalizada: ¡programa 36 de Radio Skylab, disponible! 

    Aquí estamos nuevamente. En esta ocasión dedicamos el tema principal del programa a una de las noticias científicas del año: la detección de una ‘kilonova’ mendiante ‘gravitondas’ y radiación electromagnética. ¡Atentos al programa, que lo desciframos! Contamos con las preguntas de los oyentes en la sección de retroalimentación y al final del programa también hay nuevas recomendaciones.

    Daniel Marín (Eureka), Carlos Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor les invitamos a acompañarnos en nuestras aventuras por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí, nos vemos en la próxima órbita!

    Posts relacionados
  5. "Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo" 
    Dicho popular 
    A unos 5000 años-luz de distancia de nosotros, en la constelación austral de Centaurus, se encuentra el lugar donde se ha medido la temperatura más baja del universo conocido (fuera de un laboratorio, claro). Nos referimos a la Nebulosa Boomerang, una protonebulosa planetaria bipolar. Nos encontramos con un objeto realmente peculiar, ya que se encuentra en fase de evolución de estrella de la rama asintótica gigante a nebulosa planetaria. Se considera que esta fase suele durar alrededor de un millar de años (apenas un suspiro en términos astronómicos), con lo que nos encontramos ante un objeto extraordinariamente raro de observar.

    Esta animación posiblemente no tenga mucha calidad, pero es bastante descriptiva y muestra muy bien el proceso de formación de una nebulosa planetaria (en este caso la Nebulosa de la Hélice). La estrella se desprende de sus capas exteriores, las cuales se expanden de manera más o menos homogénea por el espacio. Originalmente fueron confundidas con planetas gaseosos por sus descubridores (de ahí el nombre genérico de este tipo de nebulosas). Créditos: NASA/STScI

    El nombre con el que se conoce a esta nebulosa le fue puesto en 1980, cuando los astrónomos Keith Taylor y Mike Scarrott usaron uno de los telescopios del Observatorio Anglo-Australiano para estudiarla en detalle. Entonces creyeron ver una forma de bumerán, al observar una ligera asimetría en los lóbulos de esta nebulosa. Observaciones posteriores han obtenido imágenes mucho más definidas (especialmente desde el espacio) y nos hacen pensar que quizás el nombre de Nebulosa de la Pajarita hubiera sido más apropiado.

    En 1998, el telescopio espacial Hubble tomó esta hermosa imagen de la Nebulosa Boomerang, situada a 5000 años-luz de distancia en la constelación de Centaurus. La imagen es el resultado de una exposición de 1000 segundos usando un filtro verde-amarillo. La nebulosa está iluminada por la luz de la estrella central que se refleja en las partículas de polvo. Creditos: NASA, ESA and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

    Nuestra protagonista se encuentra en la fase inicial de expansión de material estelar y lo hace a unas velocidades realmente impresionantes, poco más de 590000 km/h. Precisamente esta altísima velocidad de expansión de material hace que la nebulosa se enfríe ¡y de qué manera! hasta el extremo de alcanzarse la temperatura más baja medida fuera de un laboratorio. Nada menos que 1 K (-272º C), o sea, tan sólo 1 grado por encima del 0 absoluto. Aún más, el Fondo Cósmico de Microondas (el remanente del lejanísimo Big Bang hace unos 13700 millones de años) tiene incluso una temperatura superior, que se encuentra en torno a los 2,7 K.

    Recordemos que el 0 absoluto (-273,15º C) es la temperatura teórica más baja posible, donde el movimiento de las partículas se detiene por falta de energía (más o menos, porque a nivel cuántico siempre queda algo de energía residual, o energía de punto cero, para así cumplir el Principio de indeterminación de Heisenberg).

    Se estima que en los últimos 1500 años nuestra protagonista ha perdido el equivalente a 1'5 masas solares. Esto supone una tasa de pérdida de 10 a 100 veces más alta que otras nebulosas similares en tamaño. Junto con su baja luminosidad (apenas unas 300 veces la del Sol, significativamente menor que otras nebulosas), hace que sea un objeto de un extraordinario interés para establecer modelos teóricos sobre la pérdida de masa de las nebulosas planetarias tras la fase de secuencia principal de la estrella progenitora. 

    Se ha estimado que la estrella progenitora sería una gigante roja con poco más de 4 masas solares, mientras que el flujo ultra frío de gas y polvo en los lóbulos de la nebulosa está en torno a las 3,3 masas solares y se extiende hasta las 120000 AUs (1 AU = 150 millones de km, la distancia que separa a la Tierra del Sol) de radio.

    Esta espectacular toma circumpolar es una vista parcial de las 66 antenas parabólicas de entre 7 y 12 metros de diámetro del observatorio ALMA en el Llano del Chajnantor, en el desierto de Atacama a más de 5100 metros de altitud, Chile. Créditos: ESO/Babak Tafreshi

    Mediciones llevadas a cabo usando el observatorio del ESO en Chile ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) han llevado a determinar que una pequeña compañera de la estrella progenitora se ha zambullido en su núcleo, acelerando dramáticamente el proceso de eyección de masa de la nebulosa protoplanetaria y haciendo que su temperatura baje a extremos nunca vistos antes.

    Imagen de la Nebulosa Boomerang en longitud de onda submilimétrica, se aprecian claramente los lóbulos de la misma junto con una zona central más densa. Créditos: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/R. Sahai

    La zona central de la Nebulosa Boomerang, la más densa, tiene unas dimensiones de 1740x275 AUs y se expande a menor velocidad que los lóbulos norte y sur. Por otro lado, la nebulosa tiene una extensión de 2 años-luz, la mitad de la distancia que nos separa de Proxima Centauri.

    Uniendo la imagen anterior con  la obtenida en 1998 por el telescopio espacial Hubble podemos apreciar el tamaño relativo de los lóbulos principales con el resto de la nebulosa. Créditos: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/R. Sahai

    Otra foto del Hubble, pero más reciente, de comienzos de 2005. Se ha dispersado la luz de la nebulosa Boomerang para apreciar mejor los detalles de su estructura interna. Créditos: NASA, ESA and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

    Con el tiempo, a medida que el flujo ultra frío de la nebulosa vaya entrando en contacto con el medio interestelar que está más cálido (es un decir), su temperatura irá aumentando poco a poco hasta equilibrarse con su entorno.

    Referencias


    Posts relacionados

    M1, la Nebulosa del Cangrejo
    Halloween astronómico
    50 años del ESO, el casco de un dios
    M20, la Nebulosa Trífida
    Esto no es una pipa
    La Nebulosa Cabeza de Caballo
  6. Lo esencial es invisible a los ojos
     El Principito. Antoine de Saint-Exupéry

    ¿Qué responderías si te preguntaran de qué color es el Sol? Es muy posible que digas que es amarillo; la respuesta es casi automática ya que así lo vemos desde la superficie terrestre.

    Al interactuar la luz del Sol con las moléculas de la atmósfera se produce una dispersión de la luz azul (dispersión de Rayleigh), llegando a nuestros ojos el reconocible color amarillo del Sol. De hecho, es esa misma dispersión la responsable del color azul del cielo de nuestro planeta.

    Sin embargo, si nos vamos al espacio la cosa cambia, ya que se ve de color más bien blanco ya que nuestra estrella emite luz en todo el espectro visible.

    El astronauta de la NASA Mark Vande Hei en un paseo espacial fuera de la International Space Station (ISS). La foto fue tomada el 10 de octubre de 2017 por su compañero Randy Bresnik. Como podemos ver al fondo, el Sol aparece de color blanco. Créditos: NASA

    El espectro electromagnético. Como podemos apreciar, nuestros ojos tan sólo son sensibles a la estrecha franja del espectro visible. No somos capaces de ver sin ayuda el resto del espectro electromagnético y por lo tanto mucha información nos es esquiva. Fuente: Horst Frank / Wikipedia Commons

    Todos los colores del Sol. Esta imagen muestra el espectro solar desde los 392 nm (azul) hasta los 692 nm (rojo), observados por el Espectrógrafo de Transformadas de Fourier del Observatorio Nacional de Kitt Peak en 1981. R. Kurucz corrigió el espectro para compensar la composición química de nuestra atmósfera e hizo un atlas para su uso público. El espectro solar (y el de otras estrellas) nos cuenta de qué elementos están compuestas y qué abundancia relativa tienen. Crédito: R. Kurucz

    Peeero... ¿cómo se vería el Sol desde otro punto de vista? Me refiero a otras longitudes de onda del espectro electromagnético. ¿Obtendríamos más información acerca de su estructura? Intentaremos responder a esta pregunta con las siguientes imágenes y vídeos, algunas son de una belleza excepcional y merece mucho la pena verlas a resolución completa.


    Usando un telescopio solar con un filtro que sólo deja pasar la luz en la banda del Hidrógeno Alfa, se obtiene información muy detallada de lo que pasa en la cromosfera de nuestra estrella. Esta imagen fue tomada en octubre de 2014 desde Gran Canaria por nuestros amigos de Astroeduca

    No sólo se pueden observar detalles de la cromosfera del Sol, con un telescopio solar se pueden apreciar imágenes tan espectaculares como esta, donde vemos enormes llamaradas solares capaces de vaporizar nuestro pequeño planeta en unos instantes. Créditos: Astroeduca

    Esta imagen en la banda de 304Å (angstroms) el Solar and Heliospheric Observatory (SOHO) captó 2 gigantescas erupciones solares el 28 de junio de 2000. En esta longitud de onda, se puede ver la parte más alta de la cromosfera solar que se encuentra a una temperatura de unos 60000 K. Créditos: SOHO (ESA/NASA)

    Hermoso mosaico del Sol en las diferentes longitudes de onda que puede captar el Solar Dynamics Observatory.  Créditos: NASA/SDO/Goddard Space Flight Center

    Es sorprendente cómo cambia el aspecto de nuestra estrella según la longitud de onda con la que la estemos mirando. Créditos: NASA/SDO/Goddard Space Flight Center

    Cada longitud de onda nos da información acerca de las diferentes capas de la cromosfera de nuestra estrella. Haciendo clic sobre la imagen podemos ver en detalle qué aprendemos de cada una. Créditos: NASA/SDO/Goddard Space Flight Center

    Los tsunamis no sólo ocurren en la Tierra. En 2006 astrónomos del telescopio OSPAN de Nuevo México detectaron este enorme tsunami que partió de la región activa AR 10930. La monumental onda viajaba a una velocidad de alrededor de 1 millón de km/h mientras comprimía y calentaba las capas de gas del Sol a su paso. Créditos: NSO/AURA/NSF y USAF Research Laboratory

    Y para finalizar, unos vídeos que recomiendo ver a pantalla completa para relajarse y disfrutar de nuestra estrella.

    ¡¡OJO!!: Nunca, pero nunca, nunca se les ocurra mirar al Sol sin la protección adecuada. Los daños en la retina son irreparables y es posible quedarse ciego, que no es poca cosa. 









    Posts relacionados

    El Sol en 4K
    Lluvia de fuego
    Un gigantesco filamento solar erupciona
    Analiza una estrella
  7. Tras la obligada pausa, el equipo de Radio Skylab regresa con el programa 35.

    ¡Muchas gracias a todos por la espera! En este programa hablamos de los planes de futuro de SpaceX, presentados en el Congreso Internacional de Astronáutica celebrado en Australia. No faltan a la cita las habituales secciones de retroalimentación y recomendaciones.

    Daniel Marín (Eureka), Carlos Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor les invitamos a acompañarnos en nuestras aventuras por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  8. Hace tiempo estuvimos hablando de las constelaciones perdidas, aquellas que una vez fueron y hoy ya no aparecen en los atlas astronómicos. Mencionamos las más recordadas de las antiguas constelaciones de la cultura occidental que ya no existen: Argo Navis, Quadrans Muralis, Antinoo, etc... 

    Sigamos hoy con el listado de algunas de las constelaciones que ya no aparecen en los atlas estelares.

    Mons Maelanus

    Situada justo debajo de la constelación del Boyero (Böotes), Mons Maelanus fue introducida en el siglo XVII por el astrónomo polaco Johaness Hevelius, pero no tuvo mucho éxito y fue desapareciendo de los atlas estelares con el paso de los años hasta su completa desaparición. Representaba al monte Ménalo (1981 m de altura) de la región de Arcadia (Grecia).

    Mons Maelanus está justo debajo de la constelación de Böotes (El Boyero). Johann Bode, Uranographia. 1801

    Turdus Solitarius (El mirlo) - Noctua (El Búho)

    Aunque fueron constelaciones diferentes, se situaban en la misma zona del cielo (esto es, en la cola de Hydra, la serpiente marina). Turdus fue introducida en 1776 por el astrónomo francés Pierre Charles Le Monnier, pero no tuvo mucho éxito y fue reemplazada posteriormente por Noctua, obviamente tampoco tuvo gran aceptación y también terminó desapareciendo. Hoy sus estrellas se reparten entre las constelaciones de Libra e Hydra.

    Turdus Solitarius, tal y como fue representado por Johann Bode en su atlas Uranographia de 1801.

    Noctua (El Búho), representado en la cola de Hydra. Celestial Atlas de Alexander Jamieson, 1822

    Tarandus vel Rangifer (El Reno) - Custos Messium (El Guardián de las Cosechas)

    El Reno fue otra constelación introducida a mediados del siglo XVIII también por Le Monnier. Situada muy al norte de la esfera celeste, intentó rememorar una expedición en la que él mismo había participado años antes en Laponia para determinar que la Tierra estaba achatada por los polos. El nombre del reno le pareció especialmente apropiado ya que son muy comunes por esos lares. Tras casi 180 años en los atlas celestes, terminó desapareciendo de ellos en 1922, cuando la Unión Astronómica Internacional desaconsejó su uso. Hoy esa zona se reparte entre las constelaciones de Cefeo y Casiopea.

    Las constelaciones de Tarandus (el Reno) y Custos Messium (el guardián de las cosechas), aparecían juntas en los cielos boreales. Johann Bode, Uranographia. 1801

    Junto al Reno podemos encontrar a otra constelación desaparecida, Custos Messium (el guardián de las cosechas). Fue introducida por Joseph Louis de Lalande en 1775 y representaba a un granjero recolectando trigo. Anteriormente a esta débil región del cielo (situada entre las constelaciones de Cefeo, Casiopea y Camelopardalis) se la conocía como el Campo de Trigo. No tuvo mucho éxito y fue rápidamente olvidada, desapareciendo a los pocos años de los atlas astronómicos.

    Ramus Pomifer - Cerberus

    Representaba al perro de 3 cabezas que custodiaba incansablemente las puertas del Hades y fue introducida por el astrónomo polaco Johannes Hevelius a finales del siglo XVII. Cerbero fue el protagonista del último de los célebres 12 trabajos de Hércules, quien tuvo que capturar a este monstruoso animal y llevárselo al rey Euristeo. A pesar de tratarse de un perro, en las cartas celestes se le representa como una serpiente de 3 cabezas sujetada con mano firme por el semidiós Hércules.

    Anteriormente esta región del cielo representaba a una de las ramas del árbol de las manzanas de oro (Ramus Pomifer), undécimo de los trabajos de Hércules, tal y como la describió Johann Bayer. Finalmente desapareció y hoy sus estrellas forman parte de la constelación de Hércules.

    Cerberus, sujetada firmemente por la mano de Hércules. Johann Bode, Uranographia. 1801

    Triangulum Minus

    Posiblemente una de las constelaciones menos imaginativas del cielo. Introducida por Johannes Hevelius en 1687, estaba formada por 3 estrellas que el propio astrónomo había catalogado por primera vez un tiempo antes. Sorprendentemente, fue una constelación que tuvo una buena acogida, apareciendo incluso en el tratado Uranographia de Johann Bode a comienzos del siglo XIX. Finalmente fue cayendo en desuso hasta su completa desaparición de los atlas estelares. Hoy (sorpresa, sorpresa) sus estrellas forman parte de la constelación del Triángulo.


    Justo debajo de la constelación del Triángulo se representó a Triangulum Minus, pero no estuvo mucho tiempo en las cartas celestes. Johann Bode, Uranographia. 1801

    Gallus (El Gallo)

    A comienzos del s. XVII, en 1612, el holandés Petrus Plancius introdujo esta pequeña y débil constelación, ubicada entre Monoceros (el Unicornio), Canis Major y Puppis (la Popa). Tuvieron que pasar 12 años antes de que apareciera en un atlas celeste, en este caso, Usus Astronomicus Planisphaerii de Jacob Bartsch (yerno de Johannes Kepler). Según Bartsch, aficionado a relacionar las constelaciones que creaba con la Biblia, Gallus representaba al gallo que cantó después de que San Pedro negara a Jesús 3 veces. A pesar de aparecer en algunas cartas celestes posteriores, no sobrevivió mucho tiempo y fue quedándose en el olvido.

    Carta celeste donde aparece el Gallo. Isaac Habrecht’s Planiglobium coeleste et terrestre. 1666.

    Y por supuesto, no faltaron constelaciones creadas en honor a reyes y gobernantes, con el ánimo de ganarse su favor. Evidentemente, estas constelaciones no sobrevivieron mucho tiempo al periodo de reinado de los monarcas/gobernantes homenajeados, y terminaron por caer en el olvido.

    Referencias:


    Posts relacionados

    Las constelaciones perdidas
    Un cielo, dos civilizaciones
    Constelaciones: Taurus
    Polaris, la estrella del norte. Ursa Minor
    Polaris australis, la estrella del sur. Octans
  9. ¡El programa 34 de Radio Skylab está listo para la teletransportación! 

    Antes de entrar en materia, comentamos el posible descubrimiento de una exoluna con datos del Telescopio Espacial Kepler. Tras eso, y en tono pre-vacacional, seleccionamos nuestras naves espaciales favoritas, en dos partes: las naves reales y las de fantasía. No faltan las opiniones de los oyentes en la sección de retroalimentación y nuevas recomendaciones. 

    Daniel Marín (Eureka)  Carlos Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor les deseamos a todos un feliz verano boreal e invierno austral. ¡Nos vemos a la vuelta de las vacaciones!



    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados


  10. Prepárate para escuchar el programa 33 Radio Skylab, porque ya está aquí. 

    En el primer tema del programa celebramos el aniversario del aterrizaje de la Mars Pathfinder haciendo un repaso de los 20 años de exploración de Marte. El segundo tema está dedicado a las constelaciones perdidas del cielo.

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Te invitamos a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados